img_4.jpg

III Etnoruta al Molino de Santa Teresa y Baños de Ledesma 2009

Uno de los objetivos que nos marcamos al principio con la realización de estas marchas, era dar a conocer la bonita, rica y desconocida comarca que tenemos. Después de las dos ediciones anteriores, que podíamos calificar como rutas de "secano", tocaba ya una de "regadío", para ver el Cañedo, visitar un molino, unos baños, pues bien hoy día 29 de Agosto del 2009 se va hacer realidad, nos vamos A LA ACEÑA DE SANTA TERESA que está en CARRASCAL DE OLMILLOS Y a los BAÑOS DE LEDESMA.

Como en anteriores ediciones, se ha tenido en cuenta las edades de las personas que se apuntaron y como los protagonistas tenían que ser los niños preparamos todos los medios para poderla realizar con éxito, para ello fueron varios coches de apoyo con agua, refrescos, fruta y algunas viandas.

Para la realización de la misma contamos con la colaboración totalmente desinteresada de:

Ayuntamiento de Torresmenudas, Agua mineral natural San Joaquín (Huelmos de San Joaquín, Valdunciel), , Asociación Cultural Deportivo-Recreativa Val de la Ermita (Torresmenudas), Balneario de Ledesma, Bar "La Meta" (Torresmenudas), Bar "La Ribera" (Torresmenudas), COBADU, Molino "Aceña de Santa Teresa". Gracias a todos ellos, dado que sin su colaboración no hubiese sido posible la realización de la misma.

 

 Pulsa en las imágenes para acceder a la galería completa.

Desde Torresmenudas a la Aceña de Santa Teresa y a los Baños de Ledesma hay aproximadamente unos 17 Km. Salimos de Torresmenudas a las 8,30 de la mañana por el camino de Almenara hasta la altura de El Arco, allí nos dirigimos hacia San Pelayo para ir por La Cañada de Las Negras en dirección a Ledesma. Hicimos una parada en San Nicolás de las Dueñas para tomar un refrigerio y afrontar con más ánimos la última parte de la ruta. Llevamos a  nuestra derecha El Cañedo hasta la Finca de Olmillos, aquí giramos a la izquierda para ir a Carrascal de Olmillos, donde se encuentra La Aceña de Santa Teresa, regida por Don Donato Martín Vicente, persona muy peculiar, carpintero de profesión y todo amabilidad y entrega. Nos enseñó de forma totalmente gratuita el molino y lo puso en funcionamiento para nosotros, nos dio toda clase de explicaciones, respondió a nuestras preguntas, y nos acompañó a los Baños de Ledesma. Fuimos por el camino que va a Juzbado, pasando por la Fuente Cagalona, dicen que su agua es muy buena para las afecciones de estómago, aunque huele a huevos podridos. Llegamos a los Baños de Ledesma, a la entrada ya nos estaba esperando la Relaciones Públicas, que en todo momento nos acompañó y estuvo a nuestra disposición. Nos ubicaron en un lugar privilegiado, por encima de las piscinas, en la terraza porticada, nos abrieron el bar de las mismas para nosotros, y nos pusieron mesas y sillas. Unos antes y casi todos después de comer nos bañamos, las bajadas por los toboganes fueron la atracción y por supuesto los que más disfrutaron fueron los niños y los jóvenes, y algunos mayores también. Visitamos las instalaciones del Balneario.

Desde aquí queremos dar nuestro más sincero agradecimiento a todo el personal de los Baños de Ledesma, por la buena acogida y la atención que nos prestaron en todo  momento, y dar las gracias de forma especial, a Don Antonio Cirilo Díez, por su compromiso y dedicación para que esta marcha llegase a buen fin.
A las 19,30 regresamos al pueblo en autobús, después de haber pasado un magnifico día.

Fuimos 72 personas de diferentes edades, los más valientes, como siempre los niños, alguno de ellos se hizo todo el recorrido andando.

¡ HASTA LA PRÓXIMA, QUE SERÁ A...!