img_6.jpg

Fiestas Cristianas de "El Lunes de Aguas"

Tres veces al año acude el vecindario de Torresmenudas a la ermita para solemnizar sus fiesta. El Domingo de Pascua de Resurrección, el día 25 de Abril fiesta de San Marcos, y el lunes de la segunda semana de Pascua "El Lunes de Aguas". En ese día se celebra la fiesta principal, y se organiza una muy concurrida romería popular. Caballos enjaezados, caballos engalanados, hombres y mujeres con sus mejores galas, sus trajes y vestidos típicos.

Asistían a la misa solemne y a la procesión. En la procesión había mandas.

Hoy podemos ver en el libro de Fabrica de 1.761, una lista de ofrecimientos, como por ejemplo, diez celemines de trigo, una larga lista de mandas.

Después de la misa y procesión las comidas en el campo frente a la Fuente y a la tarde bailes y danzas. Así con todo esplendor se festejaba a la Virgen de los Villares o de la Paz. Por los años 1.829 y 1.830 a causa de no poder hacer reparar imprescindibles la ermita comenzó a desmoronarse hasta que llegó a la ruina total.

Con ello desapareció todo vestigio de la ermita. En el año 1.832 se venden las ruinas y hoy no es tan fácil decir exactamente el sitio, aunque aproximadamente si se puede hacer. La imagen de la Virgen de la ermita, fue trasladada a la Iglesia Parroquial en 1.829, y es entonces cuando la gente se olvida del título de Nuestra Señora de los Villares, y se queda con el solo título de la paz.

La fiesta de la Virgen de la Paz, quedó como principal del pueblo a celebrar como siempre en el día de Lunes de Aguas. La imagen de la ermita estuvo varios años en la sensible a la devoción popular. Entonces la imagen de la ermita pasó a la sacristía allí estaba con su luna de plata a los pies.

En el año 1.947 cuando el incendio de la Iglesia, se perdió todo; tan solo se salvó lo que permanecía en la sacristía por tanto quedó indemne la imagen de la ermita.

Finalmente con esta imagen de la ermita, un buen artista consiguió realizar la que actualmente se venera en el templo.